Search
Close this search box.

La compra de vacunas y el procedimiento de vacunación deben manejarse con ética y transparencia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Boletín 006-2021


La transparencia es un elemento fundamental dentro de una estrategia integral de manejo de la pandemia. Los gobiernos deben redoblar esfuerzos para que el manejo sanitario de la pandemia, con especial énfasis en las acciones de vacunación y los recursos económicos empleados,  cumplan con estándares de integridad y ética pública. El acceso público a información fiable y oportuna es fundamental para prevenir y mitigar una crisis como la que vivimos.

A propósito de la compra de vacunas por parte del Gobierno de Ecuador, estos preceptos básicos no se han cumplido y eso ha repercutido en una creciente desconfianza ciudadana sobre el papel del Estado como garante del derecho a la salud.

En primer lugar, existe poca información, y en su mayor parte contradictoria, en cuanto al número de dosis adquiridas, el valor unitario y el monto total de las contrataciones. Declaraciones del Presidente de la República, Lenín Moreno, y del ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, no han permitido siquiera determinar con claridad el número exacto de vacunas compradas efectivamente, así como la cantidad de dosis comprometidas.

En segundo lugar, recientes hechos sucedidos tras el arribo de las primeras 8.000 vacunas denotan una enorme discrecionalidad en las acciones estatales. La poca información disponible relacionada con el plan de vacunación y la aplicación de las primeras dosis, en contradicción con lo inicialmente señalado por el Ejecutivo, benefició a personas que no constaban en la planificación y han generado reacciones por parte de ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil, actores políticos y autoridades.

Además, es necesario señalar que, la conformación, por parte del Ejecutivo, de un Comité de Transparencia para observar el proceso de vacunación, es una iniciativa positiva. Sin embargo, los principios de ética pública obligan a que este sea integrado con la participación de todos los sectores involucrados, de tal manera que se garantice máxima transparencia y control social.

Fundación Ciudadanía y Desarrollo, contacto nacional de Transparencia Internacional en Ecuador, anuncia la realización de una veeduría al proceso de adquisición de vacunas e invita a la ciudadanía a replicar similares acciones de control social en todo el país. Demandamos al Gobierno Nacional transparencia total en el proceso de vacunación en todas sus fases, permitiendo la oportuna trazabilidad del uso de los recursos públicos, sin dejar de lado la obligación constitucional de proteger los datos personales y sensibles de los ciudadanos.

Etiquetas: